fbpx
Connect with us

Internacionales

Jorge Reyes, Pedro Antar y los guisos con Lock In Capital Limited y el Sistema Unitario de Compensación Regional

Published

on

Spread the love

Jorge Reyes, es un corredor financiero muy conocido por atraer a “inversionistas y proveedores” venezolanos interesados en abrir cuentas en bancos extranjeros, lejos de las sanciones norteamericanas.

Por medio de la firma Lock In Capital Limited ponía a disposición tres bancos para la apertura de cuentas: en Asia el OCBC Bank Singapore, en Europa el CIM Bank Ginebra y en el Medio Oriente el Mirabaud Dubai.

Reyes solicitaba para la firma del contrato con la empresa 25 mil dólares por adelantado y otros 25 mil al tener la aprobación. Fue demandado en Florida, y su compañía cerrada en diciembre de 2019, por conspiración para cometer fraude y apropiación indebida de dinero en julio de 2017.

Las investigaciones determinaron que estas operaciones generaron 66 millones de dólares en comisiones fraudulentas. Su modus operandi era vender sus servicios a clientes “no adecuados” y de inglés precario. Entre 2013 y 2016, 18 clientes de CP Capital perdieron todo el dinero que invirtieron en las ofertas (unos USD$ 4.2 millones).

Mientras que Pedro Antar, está vinculado a una investigación por lavado de activos tras montar exportaciones fraudulentas desde Ecuador. Lujosos apartamentos en Miami y aviones ejecutivos, que fueron comprados a través del Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre) creado en 2008 por Hugo Chávez, para fomentar el comercio entre los países ALBA.

El entramado captaba pobladores pobres para falsificar facturas. Les tramitaban el RISE (Régimen Impositivo Simplificado Ecuatoriano), imprimían talonarios como si fueran empresas proveedoras y les pagaban un mísero “bono” de 30 dólares mensuales.

El dinero llegaba a Ecuador por supuestas exportaciones a Venezuela pero a los pocos días salía a Florida. Algunas exportaciones estaban sobrevaloradas, otras nunca se realizaron. En las operaciones que generaron USD $228 millones intervinieron 60 compañías venezolanas y 30 ecuatorianas.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

AP: Los vínculos de los demócratas de Nueva York con Maduro pueden ayudar a Biden a superar el estancamiento

Published

on

By

Spread the love

Fue después de un fallido golpe de estado contra Hugo Chávez y el representante Gregory Meeks estaba holgazaneando en el complejo Kennedy en Cape Cod con un joven legislador de Venezuela con un tupido bigote llamado Nicolás Maduro.

Las fotografías del encuentro de 2002 muestran a los hombres de pie hombro con hombro, habiendo unido su amor compartido por el béisbol y las historias de sus respectivas crianzas desafiantes: Maduro en las calles de Caracas, donde los radicales de izquierda como él fueron asesinados a tiros, y Meeks en un proyecto de vivienda pública en Harlem, hijo de un boxeador y maestro en apuros, reseña Joshua Goodman para AP.

El intercambio sería poco más que una anécdota si no fuera por el ascenso de Maduro a la presidencia de Venezuela en 2013 y el improbable ascenso de Meeks a través de la política despiadada de Washington para convertirse este mes en el primer presidente negro del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

Ahora, dos décadas después, el demócrata de Nueva York dice que está listo, si se le pide, para enfrentar a Maduro, a quien recuerda de esa época como un buen oyente y comprometido con la justicia social.

«No habrá softball ni recuerdos de los buenos tiempos», dijo Meeks en una entrevista con The Associated Press esta semana. «Tendríamos algunas conversaciones realmente duras sobre lo que ha sucedido y lo que debe suceder para deshacer algunas de las cosas autoritarias que han sucedido desde que se convirtió en presidente».

Hablar con Maduro o no: esa es la pregunta irritante que enfrenta la administración entrante de Biden mientras reevalúa una política de Estados Unidos que ha reunido a los exiliados de línea dura en Miami, pero ha hecho poco para romper el control de Maduro en el poder o aliviar el sufrimiento de los venezolanos comunes.

Los asesores de Biden dicen que el presidente electo tiene opciones limitadas para presionar a Maduro y que no hay planes para levantar las sanciones petroleras paralizantes o una acusación contra Maduro por tráfico de drogas.

Pero los analistas esperan que Biden reduzca el vitriolo casi diario dirigido a Maduro y las amenazas de una “opción militar” que caracterizó la política exterior de Trump, donde Venezuela ocupaba un espacio privilegiado. En cambio, se ha comprometido a enfatizar un enfoque multilateral con el objetivo de celebrar elecciones libres y justas lo antes posible.

Ingrese Meeks, quien asistió al funeral de Chávez en 2013 en nombre de la administración Obama y cuyo largo compromiso con América Latina lo coloca en una posición ideal para abrir espacio a la diplomacia. Aunque no habla español, su reputación de francotirador le ha valido el respeto a través de la división ideológica de la región.

Entre aquellos con los que ha establecido una alianza poco probable se encuentra el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, un conservador de la ley y el orden que trabajó para mejorar la situación de los afrocolombianos como parte de las conversaciones de libre comercio hace más de una década que Meeks respaldó en desafío. de su partido. La relación con Uribe —lionizada por la oposición venezolana y demonizada por la izquierda latinoamericana— puede ser útil mientras busca generar impulso para un compromiso políticamente tenso con Maduro.

“Maduro no confía en su propia sombra. Pero podría confiar en Gregory Meeks ”, dijo el ex representante Bill Delahunt, quien viajó con Meeks al funeral de Chávez y luego dos veces más a Caracas en una misión no reportada anteriormente para mejorar las relaciones bilaterales. “Si alguien puede hacer avanzar las cosas, será Meeks. No tengo ninguna duda de que será un activo invaluable para la administración de Biden «.

Meeks dijo que no se presenta como un pacificador. Pero dijo que está dispuesto a hablar con el gobierno de Maduro si los aliados en América Latina, la Unión Europea y la administración Biden ven valor en tal enfoque.

Dijo que su primer viaje como presidente desde que sucedió al neoyorquino Eliot Engel será a Haití y Colombia, incluida una visita a la frontera con Venezuela, donde miles de migrantes cruzan todos los días en busca de alimentos y atención médica.

“Quiero que la gente sepa que Latinoamérica no será una ocurrencia tardía”, dijo Meeks.

Más controvertido, está abierto a involucrar a los incondicionales de Maduro, Cuba y Rusia, en cualquier negociación que surja, suponiendo que los aliados de Estados Unidos estén de acuerdo.

“Esa es una posibilidad”, dijo, y agregó que la designación por parte de la administración Trump esta semana de Cuba como estado patrocinador del terrorismo complicará cualquier alcance. “Así es como se resuelve un problema importante. Obtienes la aceptación de varias personas diferentes para que la gente de Venezuela tenga confianza en el proceso electoral ”.

Un cable reciente del Departamento de Estado que defiende la política de línea dura de la administración Trump advierte que Rusia está trabajando en estrecha colaboración con los funcionarios militares y financieros de Maduro para socavar la seguridad hemisférica. El cable, una copia del cual fue entregada a AP por un miembro del personal del Congreso bajo condición de anonimato para compartir comunicaciones diplomáticas, aboga por un apoyo más agresivo a los esfuerzos a favor de la democracia dentro de Venezuela para complementar las sanciones de Estados Unidos.

«Rusia ha utilizado su relación con el régimen para desafiar simbólica y públicamente a Estados Unidos», según el cable del 9 de septiembre, que está etiquetado como «sensible pero no clasificado». Fue enviado al secretario de Estado Mike Pompeo por James Story, el embajador al frente de la Unidad de Asuntos de Venezuela en Colombia.

«Si se deja que se agrave, Venezuela demostrará ser un problema muy preocupante en el lado de la política exterior estadounidense en la región y resultará muy costoso para los intereses nacionales de Estados Unidos», concluye el cable.

Un portavoz del equipo de transición de Biden se negó a comentar.

La relación de casi 20 años de Meeks con Maduro comenzó cuando ambos fundaron lo que se conocía como Boston Group . La red informal de legisladores estadounidenses y venezolanos de todo el espectro político -demócratas, republicanos, socialistas y capitalistas- se unió en Washington y Cape Cod para reparar las relaciones bilaterales después del breve golpe contra Chávez que Estados Unidos reconoció rápidamente.

El grupo se ha disuelto en gran medida y Meeks es el único miembro estadounidense que todavía está en el Congreso. Pero las relaciones construidas hace dos décadas han demostrado ser resistentes. Por ejemplo, un miembro del personal republicano que participó en el mismo intercambio legislativo de cuatro días en Cape Code con Meeks y Maduro lideró un esfuerzo de canal secundario que en 2018 aseguró la liberación de Joshua Holt, un hombre de Utah detenido durante dos años en la cárcel de Caracas en lo que fueron ampliamente visto como acusaciones de armas inventadas.

Más recientemente, el exlegislador Pedro Díaz-Blum, coordinador del Grupo Boston en Venezuela, ha reunido a decenas de economistas partidarios de Maduro y de la oposición para preparar un estudio conjunto sobre cómo reactivar la devastada industria petrolera del país. También han discutido formas de dirigir la ayuda humanitaria al país a través de agencias multilaterales.

Después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Díaz-Blum viajó a Washington y vio a Meeks. Previo al viaje, que dijo organizar por su cuenta, también se reunió con Maduro, quien reiteró su voluntad de diálogo con Estados Unidos.

“Fui miembro del Grupo de Boston como legislador y fui varias veces a Estados Unidos”, dijo Maduro el martes en un discurso ante el congreso de Venezuela, que está controlado por el partido socialista gobernante luego de elecciones boicoteadas por la oposición por injustas. “Respeto y admiro mucho a Estados Unidos, su gente y su cultura”.

Después de varios intentos fallidos de negociación mediados por el Vaticano y Noruega, el diálogo se ha convertido en una palabra de moda para la debilidad y el apaciguamiento entre muchos en la oposición. No en vano, la administración Trump ha dicho que lo único que hay que negociar con Maduro son los términos de su salida.

Meeks dijo que rechaza esa lógica. Recientemente, incluso un aliado cercano de Trump, Richard Grenell, el exdirector interino de inteligencia nacional de Estados Unidos, se reunió en la Ciudad de México con Jorge Rodríguez, un importante asistente de Maduro que ahora es presidente de la asamblea nacional progubernamental, que Estados Unidos no reconoce. .

«La política de Trump se basó en la política de Florida, no en hacer algo», dijo Meeks.

Aún así, dijo, no se hace ilusiones sobre Maduro. Después del funeral de Chávez, Meeks dijo que regresó silenciosamente dos veces a Caracas en un esfuerzo no reportado previamente para allanar el camino para un intercambio de embajadores, lo que no ha sucedido desde 2010. En uno de esos viajes, instó a Maduro a liberar al activista de oposición Leopoldo López. luego en la cárcel por liderar protestas contra el gobierno.

El esfuerzo de reconciliación fracasó y Meeks dijo que se alejó frustrado de esa experiencia. Cualquier propuesta futura requeriría condiciones preestablecidas, dijo.

«No se puede simplemente creer en su palabra», dijo Meeks sobre Maduro. «Me ha demostrado que o no estaba dispuesto a seguir adelante o algo en su política le impidió hacerlo».

Continue Reading

Internacionales

Miami y Nueva York intensifican esfuerzos contra el lavado de dinero de la corrupción y el narcotráfico en Venezuela y otros países de Latinoamérica

Published

on

By

Spread the love

Sospechas por inversiones multimillonarias en bienes raíces realizadas por venezolanos en Miami. Toneladas de cocaína importadas desde México y Colombia decomisadas en depósitos de Brooklyn y Queens.

El desfile de prominentes latinoamericanos extraditados a Estados Unidos para enfrentar acusaciones en los tribunales ocurre desde hace décadas.

Sin embargo, en los últimos años Miami y Nueva York se han posicionado como dos de los distritos más activos para investigarlos y procesarlos, cada uno en su especialidad: los fiscales del sur de Florida se han focalizado en el lavado de dinero proveniente de la corrupción, muchas veces relacionada con venezolanos, y los de Nueva York han puesto sus ojos en el narcotráfico, a menudo vinculado con altos funcionarios mexicanos, reseñan  Gisela Salomon y Claudia Torrens en The Associated Press..

“Es realmente una cuestión de dónde están las mejores pruebas”, dijo a The Associated Press Jodi Avergun, una exfiscal que explicó que mientras Nueva York es un centro para la droga y los bancos donde se mueve dinero del narcotráfico, Miami cuenta con latinoamericanos corruptos con propiedades y cuentas en Florida. “Pasan mucho tiempo allí y se gastan mucho dinero allí”.

Con estos casos judiciales Estados Unidos quiere dejar en claro que no tolera el uso de su territorio para que se cometan estos delitos y está dispuesto a hacer lo que sea por resguardar la seguridad nacional y asegurar que sus leyes se respeten, donde quiera que estén los que las transgreden.

“No quieren que Estados Unidos sea un paraíso del dinero corrupto”, expresó a AP el exfiscal federal del sur de Florida Curtis Miner, refiriéndose a las razones por las que el gobierno lleva los casos a las cortes. “No quieren que el mercado de bienes raíces estadounidense o los bancos estadounidenses escondan dinero corrupto o sean utilizados para sacar provecho del dinero corrupto”.

Los acusados incluyen desde el presidente venezolano Nicolás Maduro, al tesorero del fallecido mandatario Hugo Chávez, Alejandro Andrade; o a empresarios que, como el magnate de la televisión Raúl Gorrín, se asociaron con el gobierno de Venezuela para beneficiarse con negocios corruptos.

También son cazados mexicanos como el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, el exfiscal general del estado mexicano de Nayarit, Edgar Veytia, o el exsecretario de Seguridad Pública de ese país, Genaro García Luna.

Los centroamericanos son numerosos: desde Fabio Lobo, hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo; al expresidente de Guatemala Alfonso Portillo y a Tony Hernández, hermano del actual presidente de Honduras.

Miami es la ciudad elegida por acomodados latinoamericanos para pasar sus vacaciones o residir de manera permanente. Su cercanía geográfica con Latinoamérica y el extendido uso del español la han convertido en un polo de atracción para centroamericanos y sudamericanos, que resguardan su dinero en la banca local o hacen inversiones inmobiliarias.

Desde fines de los años 90 el sur de Florida fue la cuna preferida de cientos de miles de venezolanos que salieron de su país escapando del socialismo.

Entre los que llegaron también hubo prominentes empresarios y exfuncionarios que se hicieron millonarios realizando negocios fraudulentos con el gobierno de Venezuela y utilizaron bancos de Miami para lavar dinero con el que compraron mansiones, botes, aviones privados y automóviles.

En el sur de Florida, Andrade fue condenado a fines de 2018 a una década en prisión por haber participado en un escándalo de más de 1.000 millones de dólares en sobornos junto con otros venezolanos, entre ellos el banquero Gabriel Arturo Jiménez y Gorrín, el propietario de Globovisión.

“Asumo con plena responsabilidad los hechos por los que me he declarado culpable”, expresó Andrade ante la jueza Robin Rosenberg en el momento de su sentencia. “Como tesorero tomé decisiones muy desacertadas que hoy lamento con todo corazón”.

Gorrín permanece prófugo tras haber sido acusado de pagar más de 150 millones de dólares en sobornos a Andrade y a otros funcionarios venezolanos a cambio de operaciones a una tasa de cambio favorable y de esconder los beneficios en propiedades de lujo en Miami y Manhattan.

El magnate le pagó también a Andrade gastos relacionados con la compra de un yate de 4.35 millones de dólares, aviones y caballos.

A lo largo de su proceso, Andrade fue representado por Miner, quien tras dejar la fiscalía se dedicó a la práctica privada.

“Es como una bola de nieve”, dijo el exfiscal federal del sur de Florida Michael Nadler refiriéndose a cómo surgen los casos judiciales relacionados con latinoamericanos y se van relacionando unos con otros.

Miami creó en 2019 una unidad especial de investigación de lavado de dinero después de informes de la prensa sobre sudamericanos que compraban apartamentos a valores astronómicos, muchas veces con dinero en efectivo de dudosa procedencia, elevando así el costo de vida para los residentes locales.

En Miami se ventiló también el sonado caso del “maletín” por el que el empresario venezolano Franklin Durán fue condenado a cuatro años de prisión por haber ocultado el origen de unos 800.000 dólares que habrían sido enviados por el gobierno de Chávez a la campaña de la por entonces presidenta argentina Cristina Fernández.

Tras cumplir su condena, Durán fue deportado a Venezuela.

En Nueva York, latinoamericanos acusados de tráfico de drogas han pasado por los elegantes tribunales del distrito este y sur durante años, atrayendo la atención de medios de comunicación latinos y abriendo una ventana al turbio mundo criminal de países como México, Colombia, Honduras o Guatemala.

La ciudad es un claro destino de la cocaína que proviene de Latinoamérica y tiene oficinas de muchas agencias del gobierno que colaboran en las investigaciones. Por eso se creó una unidad especial para lidiar con el narcotráfico internacional.

Siga leyendo en AP

Continue Reading

Internacionales

Italia inició el mayor juicio en décadas contra la mafia más peligrosa del país

Published

on

By

Spread the love

Italia sienta en el banquillo a la Ndrangheta calabresa, actualmente la mafia más extendida, poderosa y peligrosa del país. Es la primera vez que esta organización, considerada la multinacional del crimen, radicada en la sureña Calabria, pero con tentáculos en medio mundo, se enfrenta a un macroproceso de esta envergadura. Son 355 acusados por cargos que van desde el homicidio y el tráfico de drogas hasta la extorsión, secuestro o lavado de dinero, pasando por tenencia ilícita de armas y explosivos o tráfico de influencias, reseña Lorena Pacho en El País.

Hacía tres décadas que el país transalpino no ponía en marcha una operación judicial de esta magnitud contra la mafia, desde el histórico proceso contra la Cosa Nostra siciliana entre 1986 y 1987, en el que se desveló su estructura criminal y se condenó a más de tres centenares de acusados. Aquel juicio que se celebró en un búnker de Palermo diseñado ad hoc junto a la cárcel marcó un punto de inflexión en la lucha contra la mafia. En este tiempo, la ‘Ndrangheta, construida alrededor de los vínculos familiares y arraigada en la remota Calabria, una de las zonas más pobres de Italia y del continente, ha aprendido a operar y a ejercer su poder y opresión en el territorio en silencio, sin grandes delitos de sangre. Subestimada durante décadas, se ha convertido en la principal importadora y distribuidora de cocaína en Europa.

El juicio se celebra también en un búnker, edificado a contrarreloj en un polígono industrial de la localidad calabresa de Lamezia Terme, en pleno corazón de la organización, por motivos de seguridad y también para poder acoger a todos los acusados, a sus respectivas defensas y a los más de 900 testigos que participarán en el proceso. Se juzgará a los presuntos capos de los clanes criminales, a los soldados de a pie de la ‘Ndrangheta, y también a políticos nacionales y locales, empresarios, funcionarios y agentes de las fuerzas del orden entre otros, imputados por colaborar con esta hermética organización mafiosa.

“Es importante que el proceso se celebre en Calabria, donde se han cometido los crímenes, y es también una señal porque la gente debe entender, sin excusas para nadie, que puede fiarse de nosotros, que podemos darles respuestas”, señaló antes de comenzar la vista Nicola Gratteri, el fiscal de Catanzaro que ha guiado las investigaciones. “Esta es una piedra angular del muro que estamos construyendo para contrarrestar a la ‘Ndrangheta. Y para hacer más habitable una región que ha sido martirizada durante más de un siglo”, añadió.

Esta organización mafiosa, una de las más poderosas del planeta y que nació con el robo de ganado, la extorsión y los secuestros, ha levantado un imperio de la droga, del juego de azar y de la corrupción en las licitaciones públicas que, según las autoridades italianas, arroja unos beneficios de en torno a 50.000 millones de euros cada año.

Siga leyendo en El País

Continue Reading

Trending