fbpx
Connect with us

Colombia

Editorial de EL PAÍS: Violencia en Colombia

Published

on

Spread the love

El acuerdo de paz alcanzado en Colombia entre el Estado y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), firmado solemnemente el 26 de septiembre de 2016, es sin duda un hito histórico y un éxito que puso fin a una guerra civil de medio siglo de duración. En general, se puede decir que su implementación ha sido satisfactoria y más del 90% de los 13.000 guerrilleros que abandonaron las armas permanecen en el proceso de reincorporación a la sociedad. Sin embargo, algo más de cuatro años después de la firma, la muerte violenta no ha desaparecido de algunas regiones del país y la existencia de un nuevo ciclo de violencia organizada en esas zonas ya no es una hipótesis.

Por EL PAÍS

Aunque no se puede hablar, como en el pasado, de un conflicto a escala nacional, sí resulta acertado señalar la existencia permanente de conflictos localizados. Matanzas recurrentes como las perpetradas el pasado fin de semana —cuando 13 personas fueron asesinadas en dos regiones del país— o el asesinato frecuente de líderes sociales a manos de escuadrones de la muerte son la plasmación de una creciente situación de violencia reflejada en el informe de la Fundación Ideas para la Paz. El texto advierte de un aumento de acciones de grupos armados —318 en el último año, frente a las 225 del primer año después del pacto— y de que la opción por las armas no responde ya tanto a motivos ideológicos como a intereses económicos y vínculos con el narcotráfico.

Siga leyendo en EL PAÍS

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colombia

Así el abogado Abelardo de la Espriella autorizó pactos con policía corrupto que evitó la captura de Alex Saab en Colombia

Published

on

By

Spread the love

Alex Saab, el empresario por quien el gobierno de Estados Unidos está librando una ardua batalla legal y diplomática para que sea extraditado de Cabo Verde a Miami por cargos de lavado de dinero, podría haber sido arrestado en Colombia, reseñó Gerardo Reyes en Univisión Noticias.

El empresario y varios de sus familiares lograron evadir la captura luego de que un policía corrupto pasó la información del operativo a la firma de Abelardo de la Espriella, abogado de Saab en Colombia, lo mismo que a un asesor legal del empresario, según documentos judiciales conocidos por Univision Investiga.

El policía investigador Eddie Andrés Pinto Rúa fue condenado por aceptar como soborno un teléfono, que le regaló la abogada de la oficina de De la Espriella, María Paula Escorcia, para que le pasara información de la investigación de Saab, según la sentencia condenatoria del policía.

La abogada declaró en una denuncia judicial en Colombia que el policía le informó de la operación de captura de Saab y sus familiares 23 días antes de que ocurriera.

«Entonces me dice que no hable nada por teléfono ya que él todo lo escucha y que mejor mande a la familia Saab de vacaciones para que no los capturen», declaró Escorcia.

La abogada de 28 años dijo que siguió instrucciones de sus jefes de hacerle el juego al patrullero investigador. Incluso fue autorizada para darle un iPhone al policía con el que se comunicaba con ella. Según el fallo contra el policía, este aspiraba a recibir unos $160,000.

Finalmente, el 26 de septiembre cuando la abogada ya había recibido copiosa información sobre la investigación confidencial y el posible arresto de Saab y sus familiares, denunció al patrullero por extorsión.

A esas alturas, el operativo policial para capturar a Saab y a los demás ya había fracasado.

Los agentes no encontraron a ninguno de los sospechosos principales que planeaban arrestar en Barranquilla ese 25 de septiembre, incluyendo a Saab y sus familiares. El fracaso de la operación produjo titulares en los medios del país y, de acuerdo con el general Luis Vargas, entonces jefe de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía (DIJIN) causó una gran frustración entre oficiales colombianos y agentes federales de Estados Unidos que habían apoyado la investigación.

«Fue devastador para todos nosotros», dijo Vargas a Univision. «Había sido una investigación absolutamente seria con la Unidad de Lavado de Activos, trabajándola muy de cerca con la DEA y el FBI», agregó.

Pinto, según documentos judiciales, tenía una posición privilegiada en la investigación que se le seguía a la familia Saab. Trabajaba como analista de las líneas interceptadas en la policía, señala la sentencia de condena en su contra por cohecho.

Univision preguntó a De la Espriella por qué había tomado tanto tiempo para denunciar la conducta criminal del policía que terminó arruinando una operación policial de ese calado.

Fechas que no cuadran

El abogado ofreció dos explicaciones: dijo que se debió a que Pinto «parecía evasivo hasta el final». También respondió que «desde el primer momento» en que fue informado por la abogada de la firma, sobre el acercamiento que buscaba el patrullero, dio «instrucciones precisas para que dicha situación fuera puesta en conocimiento del entonces director de DIJIN, general Vargas».

Para ello, agregó, envió a un abogado de su oficina, cuyo nombre no reveló, a que se reuniera con el general Vargas.

De la Espriella invitó a este periodista de Univision a verificar esa información con Vargas. El periodista se comunicó con el general y encontró que las fechas citadas por De la Espriella no cuadran.

El general Vargas sostuvo que en efecto se reunió con un abogado enviado por De la Espriella, pero «dos días después del operativo», es decir el 27 de septiembre. Mientras que De la Espriella aseguró que fue «desde el primer momento», lo cual corresponde al día 2 de septiembre, fecha del primer encuentro personal de la abogada con Pinto.

La pregunta no respondida por De la Espriella a Univision es por qué, si desde un comienzo estaba preocupado con las intenciones del policía investigador, su abogada, siguiendo instrucciones suyas, continuó en conversaciones durante más de tres semanas y le regaló un celular para facilitar las comunicaciones.

De la Espriella, quien sostiene que dejó de representar a Saab desde julio del 2019, aseguró que cuando fue expedida la orden de captura contra Saab por el proceso que se le sigue en Colombia, «aquel se encontraba fuera del país hacía más de 8 meses, por tanto, no puede predicarse que Saab se escapó, porque simple y sencillamente no estaba en Colombia».

Las autoridades tenían otra información. Una fuente policial cercana a la investigación explicó que Alex Saab «se fugó apenas se expidieron las órdenes de captura en un charter a Caracas con su familia. Esto ocurrió uno o dos días antes del operativo».

De la Espriella le aseguró a Univision que Saab ni su familia se enteraron del operativo de arrestos a través de él ni de su oficina.

«No hombre, simplemente que había una investigación, cosa que ya se decía», escribió De la Espriella en un chat con el reportero.

En medio del escándalo de la operación fallida y después de que el bufete de De la Espriella ya había recibido una buena cantidad de información confidencial de la investigación de la DIJIN contra su cliente, la abogada Escorcia se presentó el 26 de septiembre a las cuatro de la tarde en una estación de policía judicial en Barranquilla y denunció a Pinto.

Allí explicó que sus jefes le instruyeron que «le siguiera la corriente» al policía.

La acusación de extorsión no prosperó y Pinto fue condenado por cohecho (soborno) y violación ilícita de comunicaciones en octubre de 2019. Previamente había admitido que «sustrajo y controló» la información de las intercepciones telefónicas «con el propósito de pactar acercamiento con conocidos de la familia Saab, negociando de esta manera la información privilegiada que tenía en su poder».

Univision consultó el caso con abogados colombianos sin revelar los nombres de las personas que participaron para conocer desde el punto de vista legal y ético cómo debía haber procedido De la Espriella al enterarse del ofrecimiento de información del policía.

Los abogados coincidieron en que debía de haber informado de inmediato a la fiscalía y al superior del patrullero. Agregaron que existen indicios para que se investigue si hubo obstrucción a la justicia.

El ex magistrado José Gregorio Hernández Galindo explicó que, sin conocer los detalles del caso y analizándolo en abstracto, «si se hubiera frustrado una orden judicial provocando la fuga de una persona cuya detención había sido ordenada por la autoridad judicial eso es un delito y es sumamente grave porque es obstrucción a la justicia».

Otro abogado, que pidió no se identificado, afirmó que la serie de hechos que sucedieron «como la entrega del teléfono y la huida efectiva del cliente, son indicios de que esa abogada en particular y la oficina, se beneficiaron, sacaron ventaja de esa información, son indicios para que se abra una investigación».

Ambos abogados coincidieron en que la legislación colombiana castiga penalmente no solo al funcionario que recibe el soborno sino al particular que lo entrega como es el caso de Escorcia.

Siga leyendo en Univisión Noticias

Continue Reading

Colombia

Defensa de Alex Saab en Colombia obtuvo acceso a información reservada de bancos y la Dirección de Impuestos sobre actividades sospechosas

Published

on

By

Spread the love

Por cuenta de una orden emitida por un juez de Barranquilla, dentro de la investigación que se le sigue en Colombia a Álex Saab por operaciones de lavado de activos, varios bancos del país están en una encrucijada legal.

Por EL TIEMPO

EL TIEMPO estableció que en una audiencia reservada, que se inició a las 8 de la mañana del pasado 11 de febrero y duró al menos 2 horas, su defensa pidió y obtuvo acceso a información que tiene el rótulo de ‘reservada’.

El señalado testaferro de Nicolás Maduro es acusado de haber sacado del país cerca de 16,4 millones de dólares, simulando la figura del reintegro de exportaciones, la mayoría a Venezuela, a través de la empresa Shatex S.A., de la que tenía un 84 por ciento de acciones y su representación legal.

Para la Fiscalía es claro que esa firma tuvo un crecimiento exponencial de un 923 por ciento y que realizó millonarias exportaciones que nunca ingresaron al país. De hecho, se habla de una manipulación de su contabilidad y del ocultamiento de su realidad económica.

¿Derecho a la defensa?

Aunque Saab alega ahora ser venezolano y embajador plenipotenciario de la dictadura de Maduro en África, dentro de este caso se presenta con cédula colombiana.

En la audiencia, a la que EL TIEMPO tuvo acceso, su abogado de confianza, el penalista Camilo Bocanegra, dijo que pasó, sin suerte, varios derechos de petición a un ministerio, a la Dian y a bancos, solicitando información que él califica de conducente, necesaria y pertinente para defender a su cliente, hoy preso en Cabo Verde y a la espera de que se defina su extradición a Estados Unidos.

“La información reservada se requiere para desarrollar nuestra teoría de defensa y para el dictamen forense contable que se va a presentar como prueba en el juicio oral”, señaló el penalista Bocanegra en la audiencia, y así se lo ratificó a EL TIEMPO.
Y dijo que acudió a un juez constitucional porque ni la Dian ni ninguno de los bancos le quiso entregar la información, alegando que es reservada.

“Les dieron un plazo de 15 días y ya uno de los bancos me respondió. Además, ni la Fiscalía, ni el Ministerio Público ni el abogado de víctimas (Bancóldex) se opuso a mi petición”, explicó Bocanegra.

Siga leyendo en EL TIEMPO

Continue Reading

Colombia

El multimillonario más aborrecido de Islandia intenta conquistar el mercado de las telecomunicaciones en Colombia

Published

on

By

Spread the love

Thor Björgólfsson pasó de ser el admirado primer milmillonario en la historia del país nórdico a la viva imagen de la codicia que provocó la bancarrota de la isla, y ahora esta en Latinoamérica.

Por José Caparroso | Forbes

De un ascensor que se abre sale un hombre alto, vestido con un traje azul intenso y gafas oscuras. Camina por el sitio rodeado de paredes moradas, y en la mitad, una escultura en tamaño gigante de una mano con los dedos meñique e índice apuntando hacia el techo, mientras los otros se recogen, haciendo la figura de unos cuernos. Huele a nuevo en las oficinas en el norte de Bogotá de Wom, sede del operador móvil entrante en Colombia.

En ese momento había llegado el dueño de todo lo que había ahí: Thor Björgólfsson, uno de los hombres más ricos de Europa y el más rico de Islandia, quien inició su visita exprés de 48 horas a la capital del país para revisar cómo va avanzando su nueva apuesta en Colombia y su segunda gran inversión en América Latina después de la que ya hizo en Chile.

Realmente se trata de un regreso porque unos días antes de que iniciaran las cuarentenas por el avance del coronavirus ya había visitado Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena. “Es un país muy intrigante, lo que más me ha interesado es lo diferente que es de lado a lado”, dijo Björgólfsson a Forbes Colombia en una entrevista exclusiva. “Trabajan duro. Nosotros que invertimos en muchos países, una tarea típica que asignamos es abrir diez tiendas nuevas en cuatro semanas, esperando que abran siete u ocho. Pero en Colombia abrieron 12. En realidad sobre cumplen”.

Lo que vino al regresar a Londres después de aquella visita fue un encierro a las afueras de la ciudad por varios meses. Cinco días después de aterrizar, detectó que había contraído coronavirus. “Yo que siempre estoy buscando probar las cosas de primero, terminé siendo también uno de los primeros con el virus”, bromea.

Björgólfsson, de 53 años, con un patrimonio neto de US$2.300 millones y dueño del fondo Novator Partners, con sede en Londres, se considera un ‘adicto a los tratos’ y sus inversiones en telecomunicaciones en las últimas dos décadas han sido explosivas. Wom, la marca que está introduciendo en Colombia, fue lanzada en Chile en 2015 y en cinco años ha capturado el 23 % del mercado, que equivale a seis millones de usuarios.

“No se trata de caer, es cuestión de qué tan rápido puedes volver a levantarte”, anota Thor, quien hace una década perdió el 99 % de su fortuna. “No hay que centrarse en el pasado, sino en el futuro, recordando lo que has hecho. Probar la experiencia con el optimismo, abordando los problemas una y otra vez sin rendirse. Solo tienes que decidir que volverás a subir sin importar lo que tome. Pensarlo no es el problema, es la decisión. Cuando hayas tomado una fuerte decisión de volver a levantarte, las acciones se volverán más fáciles con el tiempo”.

“Es muy difícil tratar con las tres empresas [Claro, Tigo y Movistar], en serio nos están dificultando la entrada, de lo cual no me quejo ni lloro porque ese es su trabajo”, le dijo Thor a Forbes. Foto: Andrés Rodríguez / Forbes ®.

Hacia 2007 había solo 250 personas en el mundo más ricas que él, que es el primer y único multimillonario de Islandia. Su fortuna de, para entonces de US$4.000 millones, la había forjado con negocios en países como Rusia, Bulgaria y Estados Unidos, con inversiones en más de 40 empresas. Su jet privado Challenger 600 se lo prestaba a personalidades como Mikhail Gorbachev, quien fue presidente de Unión Soviética y, para celebrar sus 40 años, llevó a 120 amigos a una fiesta privada en Jamaica en la que cantaron 50 Cent y Ziggy Marley.

En medio de la turbulencia económica mundial de 2008, un lunes de octubre se despertó en Islandia casi en bancarrota. Su moneda no tenía valor, la bolsa de valores estaba cerrada y el segundo banco más grande del país, Landsbanki, del que Thor era uno de los mayores accionistas, terminó declarándose en quiebra.

En la pequeña isla de 350.000 habitantes, ser Thor llegó a ser un infierno. Sus coterráneos lo volvieron símbolo de la crisis y lo culparon de hundir el país con sus negocios en el extranjero. En su casa en la capital del país, Reykjavik, pintaron su cara con grafiti deseándole la muerte y bañaron de pintura su camioneta. Sus acreedores también estaban furiosos. Sus empresas debían US$10.000 millones, de los cuales casi US$1.000 millones él los había garantizado con su fortuna personal. En su autobiografía Billions to Bust – and Back, Thor compiló no solo como volvió a recuperar su riqueza, sino algo que también le costó: su reputación.

El comienzo y la quiebra

El inicio de su carrera en los negocios empezó a ocurrir después de emprender en Rusia un negocio de bebidas y otro de cerveza durante la década de los 90 tras el colapso de la Unión Soviética. Alcanzar el éxito en medio de semejante crisis lo hizo objeto de acusaciones de haber tenido presuntos lazos con la mafia rusa, lo cual niega. Ganó tanto mercado que su cervecería Bravo fue comprada por Heineken en 2002, transacción de la que obtuvo US$100 millones.

De ahí siguió una racha de acuerdos, con la estrategia de adquirir activos y manejarlos hasta llevarlos a una posición de liderazgo en la que el pudiera salir, básicamente vendiendo. Para ese momento, cualquier banco quería prestarle plata y algunos de la talla de Deutsche Bank, se peleaban por ser los únicos en estar en sus transacciones. Fue de esa manera como pudo comprar, junto a su padre, el 46 % del banco Landsbanki de Islandia, para lo que usó recursos propios y también prestados.

En su momento cumbre, en 2005, apareció en la portada de Forbes Estados Unidos como uno de los nuevos multimillonarios en el mundo y en 2007 fue protagonista de una de las más importantes transacciones de Europa ese año: la compra de la farmacéutica Actavis, por US$7.300 millones, apalancándose principalmente en préstamos de Deutsche Bank. Al año siguiente, los mercados financieros se cerraron y el desembolso del préstamo quedó congelado, al tiempo que Actavis tuvo inconvenientes regulatorios en una de sus plantas en Estados Unidos, que la llevó a retirar todos sus medicamentos.

Los accionistas de Actavis tenían que aportar más efectivo, así que Thor pidió prestados US$230 millones a su banco en Islandia, que le giró los últimos recursos en septiembre de 2008, unos días antes de que Islandia se fuera al piso.

El huracán apenas iniciaba. En esos días perdió sus participaciones valoradas en US$1.800 millones en cuatro empresas, incluyendo Elisa, una firma de telecomunicaciones finlandesa y la empresa de ropa deportiva Amer Sports. También perdió un 25 % de Play, el operador móvil que tiene en Polonia, pero logró conservar otro porcentaje. Además, había sido garantía para deudas de US$350 millones de su padre, que también se declaró en quiebra.

Björgólfsson no quería repetir la historia de su bisabuelo (que fue también el hombre más rico de Islandia) y su padre, que terminaron en bancarrota. Así que, con un arsenal de abogados, consultores y banqueros de inversión, armó el denominado ‘Proyecto Darwin’ para reestructurar sus deudas de aproximadamente US$1.000 millones.

La hazaña de Thor es que logró saldar la deuda. Rastrearon todos sus activos, lo obligaron a vender su yate, su jet privado, algunas de sus casas y su Ferrari para demostrar su intención. La mayor parte de los recursos aparecieron más delante de Actavis, que se alejó de su devaluación y Play, de las que los prestamistas empezaron a obtener dividendos y se quedaron con la mayor parte de las ganancias en caso de que ocurriera una venta. Thor pudo negociar para retener una parte de las compañías alineándose con las expectativas de los bancos y reconstruyendo lentamente su imperio.

Con mucha más cautela, pudo ir haciendo nuevas inversiones estratégicas. “Como un animal que aprende en la jungla”, expresó Björgólfsson en 2015 a Forbes, “realmente estoy tratando de aprender algo de esto”, al señalar que en adelante no usaría tanta deuda, que se limitaría a sectores que conoce bien, como las telecomunicaciones y los productos farmacéuticas, e intentaría invertir con socios. Ese mismo año tuvo un espectacular regreso al listado de multimillonarios de Forbes, en el que no aparecía desde 2008.

Los negocios de Thor

Hoy, las inversiones de Novator Partners, que Thor fundó como su vehículo en 2004, siguen manteniendo al operador móvil polaco Play, a la farmacéutica Actavis, así como se han sumado la firma de videojuegos CCP, la plataforma de ciclismo Zwift, la plataformas de comercio electrónico Nova y el operador de telecomunicaciones Wom, que ha conquistado Chile y ahora quiere marcar terreno en Colombia.

“Latinoamérica es un libro que apenas estamos comenzando, solo hemos invertido en telecomunicaciones, pero también nos gustaría buscar más empresas de rápido crecimiento que tengan el mismo perfil que las que ya tenemos, expandiendo nuestra área de capital de riesgo”, apunta Thor a Forbes. “Vemos que están saliendo empresas de aquí. Un ejemplo fantástico es Rappi que fue cocreada por colombianos, y en Chile hay otra llamada Notco. Podríamos empezar a meternos en empresas de ese tipo, que encajan muy bien con las telecomunicaciones”.

Siga leyendo en Forbes

Continue Reading

Trending