fbpx
Connect with us

Venezuela

Dictan orden de captura en Venezuela contra María Gabriela Mirabal, hermana que denunció al boliburgués Gustavo Mirabal

Published

on

Spread the love

María Gabriela Mirabal, la mujer que denunció a su familia por corrupción, informó la mañana de este martes que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) intentaban detenerla.

«Está el Cicpc en la puerta de mi casa con una orden de captura. Estoy esperando a mi abogado. Desde el intento de asesinato he sido perseguida y acosada», informó a través de sus redes sociales, reseñó Caraota Digital.

Minutos más tarde, indicó que eran cinco funcionarios los que se encontraban en la puerta de su apartamento: «Me van a llevar, secuestro».

La orden de aprehensión, según oficio 023-20, fue emitida por el juzgado 12 de juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana. Sin embargo, no se indica delito, pero se le revoca la medida cautelar sustitutiva de libertad.

La denuncia sobre su familia

Vale recordar que Gabriela Mirabal había denunciado a su hermano, Gustavo Mirabal Castro, de ser testaferro de Alejandro Andrade, exescolta de Hugo Chávez y extesorero Venezuela, quien cumple condena en Estados Unidos sentenciado por el delito de lavado de dinero.

“Para quienes no conocen mi historia, mi hermano, Gustavo Adolfo Mirabal Castro, es testaferro de Alejandro Andrade. Se robó 250 millones de dólares. Compró a mis padres, hermanas, finalmente a mis hijos. Nunca fui partícipe de sus actos ilícitos; lo repudié y denuncié ante autoridades, a través de las redes sociales, dentro y fuera de Venezuela. Hoy se esconde en Dubai, rodeado de lujos y caprichos que el dinero mal habido compra. A raíz de mis denuncias se le cerraron muchas puertas, congelamiento de bienes y dinero. Las represalias no tardaron en llegar: Víctima de terrorismo judicial, secuestro, injurias, agresiones físicas y psicológicas. Prohibición de salida del país. No pudieron conmigo.Hasta hoy”, había escrito la mujer.

Gustavo Mirabal es un empresario venezolano, propietario del centro de entrenamiento ecuestre G&C Farm, ubicado en Florida, Estados Unidos. Además es presidente de Farm G&C Inc., y gerente de la empresa Wellington Property Holding LLC.

El ataque de su hijo

Sin embargo, a finales del mes de agosto contó en sus redes sociales que su hijo acudió a su vivienda tras 10 años que no se veían y la atacó.

«Mi hijo Gustavo Arrieche Mirabal, a quien no veía desde hace 10 años, apareció en mi puerta el domingo 16. Mi alegría fue inimaginable. Solo duró 2 segundos. Corrí a abrazarlo: ‘Mi amor, mi bebé’. Sacó una pistola, la puso en mi sien, me roció con gas pimienta. El matón que vino con él estaba desconcertado”, relató.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venezuela

Venezuela Política: Venezuela cedió a Trinidad comercialización del gas del campo Loran-Manatí

Published

on

By

Spread the love

A raíz de la cancelación por parte de Trinidad y Tobago del acuerdo que mantenía con Venezuela para el desarrollo conjunto de un campo de gas natural en parte de la frontera marítima que ambas naciones comparten, el gobierno venezolano cedió a la isla la comercialización del hidrocarburo en el mercado interno trinitario. Así lo revela el documento que puso fin al referido acuerdo, del cual un fragmento llegó a nuestras manos.

Por Maibort Petit | Venezuela Política

El fin del acuerdo se debió a las sanciones que la administración de los Estados Unidos impuso a Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) una de las encargadas de las operaciones.

A principios del mes de febrero de 2020, el primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, anunció que los dos países explotarían de manera independiente los 10,04 billones de pies cúbicos del campo Loran-Manatí.

En esa ocasión, el gobernante de trinitario dijo que las sanciones “inhiben a las empresas estadounidenses de hacer negocios con la petrolera venezolana PDVSA”, lo que obstaculizaba, por tanto, el acuerdo firmado por Venezuela y Trinidad en 2013[1].

El Campo Loran-Manatí es una superficie de 209.42 kilómetros cuadrados integrado por el Bloque 2 de la Plataforma Deltana venezolana, cuya superficie es de 169.07 kilómetros cuadrados, así como por una parte del Bloque 6d en el Área Marina Suroeste de Trinidad y Tobago, el cual tiene una superficie de 48, 35 kilómetros cuadrados. Allí, donde Venezuela posee la mayor parte, las administraciones de ambos países acordaron llevar a cabo, las actividades de exploración, las cuales estarían, primeramente, en manos de PDVSA y después, de la estadounidense Chevron, la cual era propietaria de un 60 por ciento. Estas actividades exploratorias determinaron la existencia de una cantidad sustancial de gas en el campo Loran.

En el año 2005, Chevron/BG eran dueñas del 50 por ciento cada una del Bloque 6, el cual comprende el Sub-bloque 6b y el Sub-bloque 6d, donde se descubrió el campo Manatí. Posteriormente una evaluación técnica de Chevron, BG (ahora Shell), PDVSA y MEEI estableció que los campos estaban integrados. Tiempo después, Chevron vendió su participación en el Bloque 6 a Shell, la cual posee el 100 por ciento en el bloque.

Los gobiernos de Venezuela y Trinidad suscribieron un acuerdo de unidad para Loran-Manatí el 16 de agosto de 2010, estableciéndose que la República de Trinidad y Tobago participaría con la República Bolivariana de Venezuela en el intercambio de instrumentos de ratificación con respecto al Tratado Marco y la ejecución del Acuerdo de Unidad de Préstamo-Manatí específico sobre el terreno.

Esto permitió ejecutar el Acuerdo de Unidad de Loran-Manatí respecto al campo de Loran-Manatí, del cual 26,94 por ciento está en el área marítima perteneciente a Trinidad y Tobago y el 73,06 por ciento en la venezolana.

Pero dado que las sanciones impuestas por EE. UU. impiden a las empresas de ese país negociar con PDVSA, Chevron se ve imposibilitada de participar en cualquier desarrollo del Loran-Manatí, lo que llevó al gobierno de la isla antillana a acordar con el de Venezuela, emprender la explotación y el desarrollo del Campo Loran-Manatí, separadamente[2].

El documento   

En tal sentido, se decidió la rescisión del Acuerdo de Unidad para la explotación y el desarrollo de los yacimientos de hidrocarburos del Campo Loran-Manatí y, seguidamente, las partes establecieron un nuevo acuerdo que establece las pautas del desarrollo del campo Loran-Manatí de manera separada e independientemente.

Es en este nuevo acuerdo donde observamos que, a pesar de Venezuela desarrollará los trabajos de explotación en el área de mayor tamaño que es de su propiedad, entregó al gobierno de Trinidad y Tobago encargarse de “la venta de volúmenes de gas natural de la participación venezolana del Campo de Loran-Manatí en el mercado nacional en Trinidad y Tobago y en el mercado internacional”.

El documento refiere los derechos y obligaciones de las partes en la nueva modalidad de explotación del Campo Loran-Manatí de acuerdo a “las prácticas internacionales de la industria petrolera”.

Siga leyendo en Venezuela Política

Continue Reading

Venezuela

Factores de Poder: Encubrir actos de corrupción no es hacer periodismo: Carla Angola y el interinato venezolano

Published

on

By

Spread the love

Hay una diferencia muy grande entre ser periodista y ser un vocero político disfrazado de comunicador. Lamentablemente, muchos denigran el oficio para defender a “líderes” políticos y disfrazar su corrupción. Justo en esta lista entra la “periodista” Carla Angola.

Por Factores de Poder

Desde que Guaidó se proclamó presidente encargado, Angola no ha hecho más que no sea defenderlo y lavar los mil implementos con los que ellos hacen sus guisos. El último hecho que generó que desde Factores de Poder alzáramos la voz, fue la “desmentida” de corrupción que hizo la comunicadora tras la denuncia hecha por esta vía y que luego fue ampliada y publicada en The Washington Post.

En la misma, se exponía el hecho del corrupto Javier Troconis, aliado de Juan Guaidó y comisionado para la gestión y recuperación de activos de Venezuela desde el interinato, el cual pedía comisiones para su bolsillo mientras “recuperaba” los bienes del país en el extranjero.

Además, en dicho escándalo se develó la existencia de actos de corrupción en el entorno de Juan Guaidó, producto de manejos irregulares de activos que Venezuela tiene en el extranjero y que habían sido recuperados en la alianza con el gobierno estadounidense.

Ante esto, Carla Angola intentó lavar la reputación de los miembros del interinato involucrados asegurando que, como los 40.000.000.000 de dólares implicados en el asunto no llegaron a depositarse en ninguna cuenta, no existe tal caso de corrupción.

Carla Angola y su defensa al interinato

En uno de sus programas, Angola aseguró que después de “una investigación” se demostró que no hay pruebas contundentes de que algún funcionario del gobierno interino recibió dicho dinero, por lo que ninguno podría denominarse “corrupto”.

La “periodista”, o vocera de Guaidó, entrevistó a Omar González, uno de los diputados electos en el 2015, y le preguntó si “habían pruebas” de que “alguien se quedó con dinero mal habido o si las transacciones se pudieron comprobar”. A todo esto, el parlamentario aseguró que no se consiguieron las pruebas suficientes por lo que nada estaría “comprobado”.

Lo irónico del caso, es que el diputado entrevistado no formaba parte de la contraloría ni de la investigación que llevaba a cabo la Asamblea Nacional, no estaba asistiendo a las reuniones del parlamento durante los últimos meses por COVID-19 e incluso desconoce de las gestiones investigadas.

Siga leyendo en Factores de Poder

Continue Reading

Venezuela

El ex ministro Simón Zerpa y la desaparición en Venezuela de expedientes de corrupción de los Claps

Published

on

By

Spread the love

Simón Zerpa, presidente del Fonden fue el responsable de la aprobación de los proyectos para importar alimentos a Venezuela que serían destinados y distribuidos a través del Programa de Alimentación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), desde el año 2014, en complicidad con el para entonces ministro de Alimentación, el General Luis Alberto Medina Ramírez y el presidente de la  Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex), el Mayor General Giuseppe Yoffreda, reseña Alberto News.

Según las acusaciones a la que obtuvo acceso a AlbertoNews, Zerpa aprobaba presuntamente los proyectos que no reunían ningún fundamento técnico, y adicionalmente, simulaban compra-venta disfrazadas de proyectos para importar comida a Venezuela, que sin ningún tipo de licitación le concedía de manera directa los recursos a los empresarios de maletín que no tenían infraestructura ni  trayectoria.

El modus operandi: Simón Zerpa, Luis Alberto Medina Ramírez y Giuseppe Yoffreda, aprobaban proyectos para la compra de cientos de millones de combos de alimentos Clap (a 40 dólares cada uno, cuando su costo era de 11 dólares) equivalente a más de 2 mil millones de divisas en contratos.

De igual forma, fuentes de AlbertoNews denuncian que Zerpa coordinó con los diputados Freddy Superlano, presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional (2017-2018),   Luis Parra (presidente de la fracción de Primero Justicia), Conrado Pérez (Primero Justicia), Richard Arteaga (Voluntad Popular), Chaím Bucaram (Un Nuevo Tiempo), Adolfo Superlano (Cambiemos), Freddy Superlano (Voluntad Popular), José Luis Pirela (Comisión de Legitimación de Capitales y del partido Vente Venezuela) y Guillermo Luces (Voluntad Popular) pagarles presuntos sobornos y financiarle todos los gastos personales en el 2019  a cambio de la desaparición de los expedientes de 26 empresas que fueron beneficiadas por esta red de corrupción que desfalcaron el Fonden.

Luego de la salida de Freddy Superlano de la Comisión de Contraloría, Zerpa se encargó presuntamente  del financiamiento, de mantener oculto y callado el caso de la corrupción de los Clap, manteniendo presuntamente sobornados a los diputados Luis Parra, Conrado Pérez, Richard Arteaga, Chaím Bucaram, Adolfo Superlano, Freddy Superlano, José Luis Pirela y Guillermo Luces, durante todo el periodo legislativo para que no realizaran denuncias en los organismos internacionales que podrían sancionar las cuentas de la República y de las empresas que desbancaron el erario público a través de los contratos de los Clap.

Asimismo, denuncian que Zerpa coordinó con Carlos Lizcano, presidente de la empresa Salva Food y socio de Alex Saab los viajes y comunicaciones dirigidas a los bancos internacionales para el desbloqueo de las cuentas, a cambio de otorgarle el 20% de comisión del dinero liberado producto de la corrupción en el sobreprecio de los contratos de los Clap.

¿Cómo operaban?

Luego que Simón Zerpa en el Fonden aprobaba el proyecto de la compra de combos Clap, los representantes de las empresas iban a Corpovex donde le liquidaban los dólares para importar los alimentos. Con el dinero aprobado, viajaban a comprar los combos Clap entre los 9 y 11 dólares cada uno y el resto de los recursos económicos valorados en más de un 65% del sobreprecio se los robaban, porque estos empresarios nunca devolvieron el diferencial del gasto a la tesorería nacional, ni a Corpovex, ni al Ministerio de Finanzas, ni al BCV.

Siga leyendo en Alberto News

Continue Reading

Trending