Estafadores venezolanos José y Chamel Gaspard Morell, prófugos de la ley, difaman a inversores tras defraudarlos

3 min read
Compartir...

Los venezolanos José y Chamel Gaspard Morell, radicados en Panamá, han sido protagonistas de una serie de maniobras engañosas que han llevado a inversores a perder sumas millonarias. Utilizando el atractivo proyecto del centro comercial Las Anclas Mall como cebo, han ejecutado ventas inexistentes, dejando tras de sí un rastro de promesas incumplidas y negocios fantasmas. En un esquema similar, prometieron a sus víctimas la transferencia de facturas por cobrar de la emblemática petrolera venezolana Pdvsa, una promesa que jamás materializaron.

Las estratagemas de los hermanos Gaspard Morell no se limitaron a la venta de espejismos comerciales; también ofrecieron administrar activos de terceros, solo para finalmente apoderarse de ellos. La suma de los perjuicios causados por estos individuos supera los 40 millones de dólares, motivo por el que han sido instauradas acciones civiles y penales en su contra en varios países, como Venezuela, Panamá, Estados Unidos y España, según un reporte de El Publique.

Ante la magnitud de los delitos, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha emitido una solicitud de extradición a Panamá para que los Gaspard Morell respondan ante la ley. Interpol se ha unido a la búsqueda, emitiendo alertas rojas contra los hermanos Chamel y José Gaspard, a pedido de Venezuela, tras la estafa de numerosos inversores, entre ellos, miembros de su propia familia.

Difamación y desinformación

Lejos de mostrar arrepentimiento, los Gaspard Morell han recurrido a tácticas de difamación contra aquellos a quienes han defraudado. A través de plataformas como “Panamá Hoy“, han intentado manchar la reputación de sus víctimas, en un aparente intento de desviar la atención de sus propias fechorías y amedrentar a quienes osen denunciarlos. Es así que en esas mismas plataformas, refiriéndose a sus víctimas, han catalogado a Panamá como un “refugio de estafadores internacionales”, frase que irónicamente, describe a la perfección el propio prontuario de los hermanos José y Chamel Gaspard.

El pasado de los Gaspard Morell está salpicado por una serie de actos reprobables. Se han evidenciado casos de impago de créditos en Venezuela y Brasil, así como una agresiva ofensiva legal contra docentes de una institución educativa privada, en un intento de despojarlas de sus propiedades. A ello se suma un caso de violencia doméstica y la infracción de derechos de propiedad intelectual, específicamente la usurpación del nombre comercial de la conocida cadena estadounidense The Home Depot, una batalla legal que culminó con una sentencia en contra de los Gaspard Morell, quienes, desafiando la justicia, se negaron a compensar a la empresa afectada.

Una falsa imagen en la red

En un último esfuerzo por limpiar su imagen, los Gaspard Morell se han lanzado a una campaña de autopromoción en internet y redes sociales, donde se presentan como empresarios exitosos y honorables. En un intento de reescribir su historia, difunden relatos inventados sobre sus vidas, buscando confundir al público y ocultar en los motores de búsqueda su verdadero legado de delincuencia.

 

La artillería de la libertad del periodista Gonzalo Guillen llega a las librerías de Colombia

 

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours