Desenmascarando a los fugitivos José y Chamel Gaspard Morell y sus tramas de engaños

4 min read
Compartir...

Por Luz Elizondo
El Condumio | Opinión

Los venezolanos Chamel y José Gaspard Morell han orquestado una campaña en internet, intentando proyectar una imagen de emprendedores exitosos y pujantes que se han labrado un camino en el mundo de los negocios gracias a su esfuerzo. Sin embargo, tal narrativa no es más que un elaborado velo que encubre una sórdida realidad: ambos hermanos son prófugos de la justicia venezolana, con órdenes de extradición vigentes y notificaciones rojas de Interpol en su contra.

Los Gaspard Morell intentan contar una historia diferente, en la que Chamel Gaspard, nacido en Caracas, Venezuela, el 15 de febrero de 1959, es descrito como un empresario cuya influencia ha marcado el desarrollo industrial del oriente venezolano. Se relata su ascenso en la empresa “Panel Carabobo CA” y su participación en el Grupo J Gaspard, que supuestamente se ha mantenido firme a pesar de las crisis económicas y políticas de Venezuela. Pero, detrás de esa narrativa cuidadosamente construida, se esconden verdades incómodas y un rastro de actos delictivos que desmienten rotundamente las afirmaciones de grandeza de José y Chamel Gaspard Morell.

El caso de los Gaspard Morell sirve como un recordatorio de la importancia de cuestionar las narrativas que se presentan en internet y de investigar a fondo antes de confiar en supuestos relatos de éxito empresarial.

Una mirada profunda a sus antecedentes revela un historial plagado de acusaciones de estafa, fraude y delitos financieros. Lejos de ser empresarios modelo, los Gaspard Morell han dejado un rastro de víctimas y demandas civiles y penales en múltiples países, incluyendo Panamá, Venezuela, Estados Unidos y España.

El modus operandi: estafas millonarias y apropiación indebida

Inversores han acusado a los hermanos de haberles estafado decenas de millones de dólares a través de falsas ventas de propiedades en el centro comercial Las Anclas Mall, en la Chorrera, Panamá. Además, se les imputa la realización de falsos traspasos de deudas por cobrar de la petrolera estatal Pdvsa, así como la apropiación indebida de fondos y activos pertenecientes a estos mismos inversores, algunos de los cuales son incluso familiares de los propios Gaspard Morell.

Antes de radicarse en Panamá, los ahora fugitivos hermanos Gaspard Morell ya habían dejado un rastro de controversias en su país natal. Su historial en Venezuela incluye deudas impagas de créditos bancarios, denuncias por violencia intrafamiliar y el uso ilegal de la marca “The Home Depot” en una cadena de establecimientos comerciales que crearon, por lo cual fueron demandados por la reconocida empresa minorista estadounidense. Adicionalmente, enfrentaron acusaciones de extracción ilegal de madera, sumadas a su extensa lista de ilícitos.

La campaña de desinformación: falsas imágenes y relatos adulterados

En un intento desesperado por lavar su imagen, los Gaspard Morell han recurrido a tácticas engañosas, como la utilización de fotografías falsas extraídas de sitios web que ofrecen imágenes gratuitas. Un ejemplo flagrante es una imagen del fotógrafo Andrea Piacquadio, disponible en Pexels.com, que engañosa y deliberadamente se ha presentado como si fuera Chamel Gaspard.

https://www.pexels.com/photo/man-in-black-suit-jacket-smiling-3778603/

Además, han difundido relatos adulterados que mezclan datos reales con historias de éxito fabricadas, tratando de presentar su trayectoria como un ejemplo de resiliencia empresarial en Venezuela. Sin embargo, los hechos apuntan a una realidad mucho más sórdida.

A pesar de los esfuerzos por construir una fachada de legitimidad, la evidencia abrumadora apunta a que los hermanos Gaspard Morell son simplemente criminales disfrazados de empresarios, que han actuado con impunidad alarmante durante años. Sus acciones han dejado un rastro de víctimas y su capacidad para evadir la justicia y seguir operando sin restricciones es un recordatorio inquietante de las fallas en los sistemas legales.

Con órdenes de extradición pendientes y casos judiciales abiertos en múltiples jurisdicciones, está en manos de las autoridades competentes actuar con celeridad para hacer prevalecer la justicia y poner fin a la saga de delitos y engaños de los Gaspard Morell.

Los hechos hablan por sí mismos, y en el caso de los Gaspard Morell, apuntan a una realidad muy distante de la imagen que intentan proyectar.

Máximo tribunal venezolano requiere a Panamá la extradición de los hermanos Chamel y José Gaspard Morell bajo cargos de estafa y fraude

 

La artillería de la libertad del periodista Gonzalo Guillen llega a las librerías de Colombia

 

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours