Periodista Gonzalo Guillén pide al locutor Juan Pablo Calvás/Poveda responder por aparente uso de doble identidad en contratos con el Estado colombiano

5 min read
Spread the love

El panorama mediático colombiano se ha vuelto a ver sacudido por las recientes revelaciones que ponen en tela de juicio la identidad del locutor y periodista Juan Pablo Calvás, figura reconocida de W Radio y quien aparentemente ha llevado a cabo una serie de contratos con la Radio Televisión Nacional de Colombia (RTVC) bajo dos identidades distintas. Fuentes de La Nueva Prensa han destapado el uso de dos cédulas de ciudadanía, una bajo el nombre “Juan Pablo Calvás Negrón” y otra como “Juan Pablo Poveda Negrón”, para formalizar su vinculación con RTVC mediante diversos contratos de prestación de servicios y uno en calidad de empleado de planta.

Inconsistencias en la identidad

La confusión no se limita a RTVC. La Procuraduría y la Policía Nacional discrepan también en cuanto a su registro, identificándolo cada una bajo uno de los dos nombres, aunque ambos documentos poseen idéntica fecha de expedición. La trama se complica con la detección de anotaciones manuscritas que suscitan sospechas en una póliza de cumplimiento, así como desacuerdos en los apellidos que figuran en documentos oficiales como los certificados del Registro Único Tributario y de pasado judicial.

RTVC, por su parte, mantiene una postura de silencio frente a las acusaciones y no ha brindado explicaciones que arrojen luz sobre las razones que habrían llevado a Calvás a recurrir a dos nombres diferentes en sus relaciones contractuales con la entidad. Este silencio ha provocado que el editor de La Nueva Prensa, Gonzalo Guillén, inste al comunicador a ofrecer una aclaración formal, aunque hasta el momento solo ha obtenido respuestas incompletas y muestras de descontento por parte del locutor.

¿Juan Pablo Calvás o Juan Pablo Poveda?: la polémica que envuelve al locutor colombiano en sus contratos con la RTVC

La polémica en redes sociales

El 1 de abril de 2024, Gonzalo Guillén, a través de su cuenta en la red social X, antes conocida como Twitter, extendió una "gentil invitación" a Juan Pablo Calvás, o Juan Pablo Poveda, para esclarecer "datos muy sencillos y de evidente interés público" que no fueron aclarados durante su emotiva intervención radial en "defensa de su abuela", a quien Guillén aclara no haber conocido ni mencionado.

En una carta abierta publicada en la misma plataforma, Guillén dirige su atención a los aspectos legales y contractuales de la carrera del locutor con el Estado colombiano. Pregunta sobre la validez de su graduación en el Liceo Francés Luis Pasteur, la autenticidad de una póliza asociada a un contrato del año 2005, y la veracidad de las acreditaciones de experiencia laboral requeridas para su cargo en RTVC. Además, cuestiona la legalidad en torno al cambio de nombre y la declaración de bienes y rentas. Guillén recalca que su interés se centra en los aspectos públicos y legales, desvinculándose de cualquier imputación de delito que Calvás haya inferido de sus palabras.

En su carta, el periodista señala:

Señor Juan Pablo Poveda o Calvás:
Bogotá, abril 1 de 2024.

Por ser de absoluto y evidente interés público y tratarse de contrataciones suyas con el Estado colombiano -pagadas con nuestro dinero-, lo invito a esclarecer los siguientes y escasos puntos, si así lo quiere, pues en su intervención radial de este 1 de abril apeló a la compasión pública pero no los aclaró. Ninguno de los puntos siguientes se refiere a nada relacionado con su intimidad ni con su abuelita (temas que yo no he mencionado ni me interesan), como lo señaló usted falsa y maliciosamente.
-¿Reconoce que se graduó en 2002 en el Liceo Francés Luis Pasteur con el nombre de Juan Pablo CALVÁS, identidad que entonces, según su propio dicho, no tenía, pues, según usted mismo, en ese tiempo se llamaba Juan Pablo POVEDA?
-¿Reconoce que el contrato CPS 371-2005, suscrito por usted con el Estado colombiano a través de RTVC, lo amparó con una póliza que está adulterada, cuyo número es 1003438?
-¿Reconoce usted que se postuló y adquirió el cargo de Editor General en RTVC sin llenar el requisito de ley sobre su experiencia laboral, pues solamente acreditó 24 meses, teniendo en cuenta que el mínimo requerido por la ley es de 36 meses? ¿Si acreditó 36, puede demostrarlo?
-¿Reconoce que no le notificó a RTVC el documento legal por medio del cual usted sostiene que cambió de nombre? ¿Puede demostrar que sí aportó la correspondiente escritura pública?
-¿Puede usted decir cuál son el número y la fecha de la escritura pública por medio de la cual se cambió el nombre y en que notaría está sentada?
-¿Reconoce usted que cuando estuvo vinculado a RTVC durante más de tres años como servidor público sólo hizo una declaración juramentada de bienes y rentas: la de ingreso, en la cual señaló haber ganado salarios, pero no reportó las cesantías ni los intereses a estas? ¿Puede demostrar que, por el contrario, sí hizo todas las declaraciones a las que estaba obligado por la ley?
Por último, quiero dejarle en claro que nunca he dicho que cambiarse el nombre sea un delito, como usted me lo atribuyó en su lagrimera intervención pública de este lunes. Lo que usted deduzca falsamente de mi escrito, movido por su imaginación, es de su exclusiva responsabilidad y no de la mía.

Atentamente,
Gonzalo Guillén

 

 

La artillería de la libertad del periodista Gonzalo Guillen llega a las librerías de Colombia

 

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours