Grupo Aval y Corficolombiana pagarán $40 millones a EE.UU. tras comprobarse su responsabilidad en caso de sobornos a funcionarios colombianos

3 min read
Spread the love

Un escándalo de sobornos a funcionarios públicos colombianos para obtener un contrato de infraestructura vial ha salpicado a una empresa que cotiza en la Bolsa de Nueva York. Se trata del conglomerado colombiano Grupo Aval Acciones y Valores SA, también conocido como Grupo Aval SA, y su filial bancaria, Corporación Financiera Colombiana SA (Corficolombiana). Ambas empresas han sido acusadas por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), que prohíbe el pago de sobornos a funcionarios extranjeros para obtener o mantener negocios.

El pago de 40 millones de dólares para resolver los cargos

Para evitar un juicio, Grupo Aval y Corficolombiana han aceptado pagar 40 millones de dólares a la SEC para resolver los cargos. Según la orden de la SEC, emitida el pasado 10 de agosto, las empresas admitieron haber violado las disposiciones contables y, en el caso de Corficolombiana, las disposiciones antisoborno de la FCPA. La SEC tuvo en cuenta la cooperación y remediación de Grupo Aval para aceptar la oferta.

Los hechos del caso

Los hechos se remontan al año 2015, cuando Corficolombiana y un socio de la empresa conjunta, Odebrecht, ganaron un contrato del gobierno colombiano para construir una carretera de 328 millas que conectaría el centro del país con la costa caribeña. El proyecto se llamaba Ruta del Sol II y era parte de un plan nacional de infraestructura.

La SEC alega que Corficolombiana, a través de su ex presidente José Elías Melo Acosta, y Odebrecht, sobornaron a funcionarios del gobierno colombiano para obtener una extensión del contrato que les permitiera construir un tramo adicional de la carretera. Al menos 28 millones de dólares en pagos ilícitos se realizaron con el conocimiento, la aprobación y la asistencia del ex presidente de Corficolombiana. Según la orden de la SEC, Corficolombiana causó las violaciones de Grupo Aval y proporcionó a Grupo Aval un beneficio financiero indebido por un total de aproximadamente 32 millones de dólares.

La falta de controles internos

La SEC señala que los sobornos se financiaron mediante pagos realizados por facturas que carecían de documentación de respaldo y contratos por servicios vagamente descritos que generalmente se manejan internamente y no por terceros. “Los entornos de control laxos son terreno fértil para las travesuras, como se ilustra aquí, donde los sobornos se financiaron mediante pagos realizados por facturas que carecían de documentación de respaldo y contratos por servicios vagamente descritos que generalmente se manejan internamente y no por terceros”, dijo Charles Cain, jefe de la unidad FCPA de la SEC. “Este caso resalta una vez más la importancia de que los emisores tengan suficientes controles contables internos sobre los pagos de terceros”.

El acuerdo con el Departamento de Justicia

Además del acuerdo con la SEC, Corficolombiana también acordó celebrar un acuerdo de procesamiento diferido con el Departamento de Justicia (DOJ) estadounidense y pagar más de 20 millones de dólares para resolver los cargos penales. El DOJ reconoció que Corficolombiana cooperó plenamente con su investigación y tomó medidas correctivas para mejorar sus políticas y procedimientos anticorrupción.

La investigación de la SEC fue realizada por Ernesto Palacios, María F. Boodoo y Thierry Olivier Desmet de la Unidad FCPA de la SEC, con la asistencia de James Connor. La SEC agradeció la asistencia de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) colombiana.

 

La artillería de la libertad del periodista Gonzalo Guillen llega a las librerías de Colombia

 

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours