Bismark Carretero Reyes señalado de participar en el corrupto desmantelamiento de empresas estratégicas en Venezuela

4 min read
Spread the love

Venezuela vive una de las mayores operaciones anticorrupción de su historia, que ha dejado tras las rejas a numerosos implicados entre altos funcionarios, militares, jueces y empresarios. La investigación se centra en el desvío de unos 18.000 millones de dólares de las arcas públicas por parte de un grupo que operaba desde la estatal petrolera PDVSA y las empresas básicas de Guayana.

Uno de los sectores más afectados por esta trama de corrupción es el de la chatarra o material estratégico, que ha sido objeto de un saqueo sistemático por parte de mafias que han logrado burlar los controles del Estado y exportar toneladas de metal a países como Turquía, usando empresas fantasma creadas en Venezuela y República Dominicana, según un reporte de El Publique.

Estas mafias han despojado de sus instalaciones y maquinarias a empresas emblemáticas como SIDOR, VENALUM, ALCASA y BAUXILUM, que han visto reducida su capacidad productiva a mínimos históricos. El material estratégico extraído ilegalmente es transportado en gandolas hasta los puertos de Guanta y Puerto Cabello, donde se embarca con permisos falsificados o comprados a militares corruptos.

PEGASUS GROUP: ¿una fachada para el saqueo y el narcotráfico?

Una de las empresas señaladas por estar involucradas en este negocio ilícito es PEGASUS GROUP, registrada en República Dominicana el 28 de agosto de 2019, coincidiendo con el inicio del desmantelamiento de las empresas básicas. Su director es Bismark Francisco Carretero Reyes, un ciudadano venezolano vinculado al mundo de la aviación.

Bismark Carretero fue piloto personal del fallecido presidente Hugo Chávez y ahora se dedica a gestionar la chatarra en Venezuela. Se le acusa de ser uno de los responsables directos del desmantelamiento de VENALUM y SIDOR, así como de sobornar con grandes cantidades de dinero en efectivo a funcionarios y militares para facilitar el transporte y la exportación del material estratégico.

Carretero tiene un alto nivel de vida, posee lujosos inmuebles en Caracas, una colección de vehículos de alta gama, varios concesionarios, equipos de fútbol, centros profesionales de pádel y media docena de aeronaves, que usa para trasladarse por el país y llevar dólares para pagar los sobornos y satisfacer los caprichos de otros enchufados con los que se relaciona.

Según fuentes cercanas a la empresa y confirmadas por organismos de inteligencia venezolanos, PEGASUS GROUP fue objeto de un operativo policial hace unos meses, en el que se allanaron sus oficinas, galpones, plantas procesadoras y otros inmuebles, para continuar con las investigaciones sobre esta red de corrupción.

La conexión con la droga

Pero la chatarra no es lo único que exporta PEGASUS GROUP. Según denunció el dirigente oficialista Diosdado Cabello en su programa “Con el Mazo Dando”, estas mafias también estarían involucradas en el tráfico de drogas provenientes de Colombia, que salen por carretera hacia Brasil o por vía marítima hacia Trinidad y Tobago y otras islas del Caribe, según un reporte de la web 6tovision.

El dinero obtenido por este negocio ilegal estaría siendo usado para financiar a grupos políticos opositores al gobierno venezolano y para corromper a autoridades militares en todo el país.

Esta acusación coincide con la detención, a inicios del año 2022, de las diputadas opositoras Jeycar Pérez y Taina González, además de Keyrineth Selenia Fernández Apieyu, exalcaldesa del municipio Jesús María Semprúm del estado Zulia. Las exfuncionarias han estado también supuestamente ligadas al rubro de la chatarra y al narcotráfico, usando su inmunidad y poder para embarcar y exportar sustancias psicotrópicas y estupefacientes.

Las investigaciones siguen su curso y se espera que pronto se conozcan más detalles sobre esta trama de corrupción que ha afectado gravemente al patrimonio nacional y a la soberanía venezolana.

 

La artillería de la libertad del periodista Gonzalo Guillen llega a las librerías de Colombia

 

You May Also Like

More From Author

+ There are no comments

Add yours